5 trucos de profesores para empezar el curso con garantías

5 trucos de profesores para empezar el curso con garantías

Empezar el curso ‘con buen pie’ tiene mucho que ver con una buena organización previa

El saber popular está lleno de expresiones que bien podrían servirnos para reflejar lo que supone el comienzo de un nuevo curso. Más allá de la manida reflexión: ‘para gustos los colores’, la afirmación de que ‘cada maestrillo tiene su librillo’ alcanza, en estos primeros días de clase, una nueva dimensión. Si bien es cierto que la atención suele centrarse en la emoción con la que alumnos y progenitores afrontan el comienzo de las clases, no es menos cierto que los profesores también encaran el estreno haciendo bueno aquello de ‘la procesión va por dentro’.

Nervios y emociones convergen ante el inminente desembarco de los estudiantes en el aula, y aunque la responsabilidad que pesa sobre los docentes, les hace enfrentar la tarea desde una óptica diferente. El maestro es juez y parte de un proceso en el que las exigencias de una sociedad cambiante invitan a probar nuevas metodologías y recursos, servirse de la creatividad y la innovación para captar la atención de quienes ‘beberán’ de sus conocimientos y compartirán su pasión por lo que hacen a lo largo de un curso que tiene mucho que ofrecer.

¿Cómo conseguir todo esto? ¿Cuáles son las claves para una causar una primera impresión capaz de seducir a los estudiantes? ¿Y las mejores fórmulas para retomar la actividad tras un largo verano? Que no cunda el pánico porque en #RealInfluencers hablamos con los protagonistas y hemos preparado una selección de trucos de profesores para empezar el curso con garantías. ¿Tienes papel y lápiz?

1. La organización, fundamental

Cualquier trabajo requiere de una planificación, una organización de las tareas que vamos a emprender. En términos de educación, el comienzo de curso es un momento crucial. “Debemos recordar que estamos en un aula con 25 alumnos y hay cosas que no pueden dejarse a la improvisación (…). Una planificación nos dará seguridad” confiesa Jorge Calvo, responsable de nuevas tecnologías en el Colegio Europeo de Madrid.

La opinión es compartida por muchos docentes que, como Calvo, apuestan por ser muy organizados durante el inicio del curso. “Disponemos de muy pocos días para preparar el curso y una buena organización facilita un buen comienzo” explica Mario San Bernardino, autor del blog Aprende con Míster Tiza y docente en el CEIP Gloria Fuertes de Meco.

Organizar correctamente los documentos, materiales, recursos del aula y espacios de trabajo es fundamental, lo mismo que “su distribución temporal, viabilidad y adecuación de los contenidos no sólo a las características de los alumnos sino también a las exigencias del currículo” añade Justo García, docente en el IES Puerta de la Serena en Villanueva de la Serena (Badajoz)

2. Nuevos proyectos

Empezar el curso con garantías también es una cuestión de actitud. Cada curso, grupo, e incluso los propios docentes, tienen unas necesidades diferentes pero, en la práctica: “lo importante es cogerlo con ganas y energía” confiesa Raquel Aliaga (@proferachel), profesora de secundaria para quien lo mejor “es tener siempre algún proyecto nuevo o algún plan loco para el nuevo curso”.

En este sentido, la formación de los propios docentes en materia de nuevas metodologías o recursos es una potente herramienta para perfilar los proyectos de cara al nuevo curso escolar, como añade Miriam Cantos, profesora de primaria en el Colegio Humanitas de Torrejón de Ardoz: “a mí me gusta hacer cursos en julio para llegar a septiembre con ganas de poner en práctica todo lo aprendido”.

3. Conoce al alumnado

Los primeros días son un momento de reencuentros y presentaciones. “Lo primero que hay que hacer es afrontarlo con optimismo. Para ello, no solo depende de ti, sino de los compañeros de los que te rodees” explica Cantos. Conocer al alumnado se antoja una tarea básica y para ello: “es importante leer observaciones o preguntar a los docentes previos para que te puedan avisar de ciertos aspectos importantes”.

4. Una buena presentación

La vida está llena de primeras impresiones y la educación no escapa a esas dinámicas. Isabel García Velasco (@teachermsisabel), profesora de Ciencias Sociales bilingüe de la CAM, sostiene que cuanto más controlado y bien organizado lo lleves todo “mejor irán los primeros días” y añade que es interesante “crear una presentación sobre ti mismo y tu materia, tu metodología, criterios de evaluación, etc. Yo intento que sea dinámica (…) Para todos acaban de terminar las vacaciones y es mejor que es comienzo sea paulatino pero asentando bien las bases”.

Tampoco está de más que, en esa presentación o toma de contacto del primer día, se incluya alguna referencia a las normas del Centro y conductas adecuadas y es que, como señala Justo García: “nos ayudará a que el primer día no se convierta en un caos”.

5. Retos personales

Planificación, nuevos proyectos, conocimiento de los alumnos, presentaciones atractivas que sienten las bases de lo que será el desarrollo del año lectivo… Los trucos para empezar el curso con garantías son de lo más variopintos pero, más allá de la actividad propia de las aulas, conviene marcarse retos personales.

¿Un curso de especialización? ¿Un máster? ¿Clases de yoga? La decisión es personal pero la perspectiva de alcanzar nuevas metas es, sin duda, uno de los mejores estímulos para desembarcar con energías dentro y fuera de las aulas. ¡A por los nuevos comienzos!

Newsletter

Inscríbete en nuestra newsletter para enterarte de todas las novedades

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *