Víctor Arufe y cómo transformar el Fortnite en un proyecto educativo

Víctor Arufe y cómo transformar el Fortnite en un proyecto educativo

Víctor Arufe recientemente fue noticia en medios nacionales e internacionales por su adaptación del popular videojuego Fortnite con fines educativos a los gimnasios escolares. Además de ser especialista en Educación Física y profesor en la Universidad de A Coruña, Víctor es una caja de sorpresas que no para de trabajar por y para la educación integral. No pierdas la oportunidad de conocer a Víctor en esta entrevista.

Cuando nos llegó la noticia de que un profesor de la Facultad de Ciencias de la Educación de la Universidad de A Coruña había sido reconocido por su adaptación del exitoso juego de supervivencia Fortnite en un proyecto educativo, quisimos entrevistarlo.

Pero una vez que empezamos a buscar información sobre él, nos encontramos con un extenso currículo y sorpresas. Víctor se dedica a la enseñanza desde los grados de educación infantil; fue reconocido con el Premio al mejor Docente en 2017; tiene un libro publicado; realizó múltiples investigaciones ligadas a los Métodos de Investigación en Educación y a la didáctica de la expresión corporal; es padre y descubrió el Fortnite jugándolo con su hijo.

El videojuego Fortnite como proyecto educativo

Realinfluencers: Podríamos decir que eres un profesor “multitasking”: das clases, tienes varias investigaciones hechas, un libro publicado y llevas tus canales de redes sociales. ¿Crees que es importante que surja un nuevo perfil de docente?

Víctor Arufe: Sí. Yo creo que al igual que la sociedad va cambiando con el paso del tiempo los docentes debemos ir adaptándonos a ella y formarnos en los ámbitos donde podamos sacar más provecho a todo lo relacionado con el proceso de enseñanza-aprendizaje. Un ejemplo claro lo tenemos en la necesidad de adquirir formación en el ámbito de la neuroeducación o en las TIC.

R: A la vez, eres profesor de Educación Física, una materia que suele ser más relegada tanto en carga horaria como importancia en comparación con, por ejemplo, Matemáticas. ¿Qué opinas de cómo está diseñado el currículo educativo actual? Además, ¿sacarías o agregarías alguna materia que hoy no existe?

VA: Soy siempre muy crítico con la distribución de las materias en el currículum educativo actual, creo que es elitista y jerárquico. Elitista porque no está haciendo caso a lo que demanda la mayoría de la población. Y jerárquico porque establece una jerarquía entre las materias, otorgando más valor a unas frente a otras sin ningún aval científico. El currículum no debería establecer ninguna jerarquía. Todos los ámbitos de conocimiento deben abordarse por igual, pero si tuviese que dar prioridad a unas materias frente a otras se las daría a aquellas que afectan al desarrollo integral del niño. Aquellas cuya metodología aborde la esfera social, afectiva, emocional, física y psíquica. Y, en este caso, la Educación Física es la que más atención debería acaparar por quienes diseñan el currículum educativo.

Otras materias que son menospreciadas actualmente son la enseñanza musical, artística y plástica. Siendo también materias clave en el desarrollo de los niños, especialmente si nos ceñimos a la teoría de las inteligencias múltiples.

Se echa en falta más materias que aborden y potencien el pensamiento crítico en los niños, que impulsen hábitos saludables, conocimiento sobre nutrición, emociones, desarrollo de valores y variables psicológicas, habilidades sociales, vida en sociedad, etc.

No soy partidario tampoco de quitar o poner, me gustaría una enseñanza globalizada y útil para la vida adulta. Por ejemplo, se echa en falta más materias que aborden y potencien el pensamiento crítico en los niños, que impulsen hábitos saludables, conocimiento sobre nutrición, emociones, desarrollo de valores y variables psicológicas, habilidades sociales, vida en sociedad, etc.

R: ¿Qué sueles tener en cuenta a la hora de diseñar tus clases?
VA: Lo que más tengo en cuenta es al alumnado. Sus intereses, su motivación, sus gustos, sus preferencias, la relación con los compañeros de clase, etc. Por supuesto, también los contenidos que debo enseñar, las instalaciones con las que cuento y los recursos de los que dispongo, tanto a nivel de conocimiento como recursos prácticos.

R: Las clases de educación física deberían ser la parte más recreativa y vitales del currículo escolar, pero muchas veces no llegan a motivar a los alumnos. ¿Por qué crees que ocurre esto?

VA: Más que recreativa debe ser educativa, saludable y motivante. Sí que es cierto que la diversión o recreación debe estar presente pero más como un medio y no tanto como un fin. El profesor de Educación Física debe establecer las condiciones idóneas en sus clases para que los niños se motiven y se adhieran a la práctica de ejercicio físico, más allá del entorno escolar. Es un objetivo muy ambicioso así como una responsabilidad enorme que choca con el poco prestigio social que se le otorga a este profesorado. Crear una población saludable desde edades tempranas es un reto de la sociedad actual. Y en este reto deben participar diferentes agentes, entre ellos las familias, la sociedad, la escuela y por supuesto el profesor de Educación Física.

Fortnite educativo

Víctor conoció el Fortnite: Battle Royale cuando su hijo de 12 años le habló de este juego. Al jugarlo juntos se dio cuenta que los personajes hacían una gran cantidad de educación física debido a que se movían de un lado a otro de la isla. Además, vio en el Fortnite componentes educativos que se podían aprovechar al máximo.

R: El videojuego Fortnite está más asociado con noticias sobre horas de juego adictivo o bajo rendimiento escolar . ¿Qué viste en Fortnite, qué tipo de valores podían ser llevados al aula?

VA: En Fortnite ví una oportunidad cuando la mayoría de la población lo veía como un agente negativo para la educación de nuestros hijos. Siempre me gusta ver el lado positivo de lo aparentemente negativo. En este caso, me encontré con un videojuego que era jugado por millones de jugadores en todo el mundo y que podría tener un componente educativo grande si se hacían varias adaptaciones y modificaciones para llevarlo al aula.

Su adaptación del Fortnite ganó el premio a Mejor Experiencia Didáctica de Gamificación. Incluye valores de cohesión grupal en su modalidad por equipos como el valor de saber ganar o perder en su modalidad solitario. También, trabaja la autoestima, la autoconfianza, la motivación y resiliencia.

R: Cuando llevas novedades como el Fortnite EF, ¿te encuentras con alguna dificultad a la hora de aplicarlo en las clases?

VA: No muchas, solamente peleas un poco con el conocimiento popular sin soporte científico. Poco a poco, debes hacer una labor pedagógica y mostrar la realidad científica e intentar defender que lo que está perjudicando a la educación de los niños no es el videojuego en sí mismo. Sino el uso que se le da y las excesivas horas y edades no apropiadas de muchos niños, y esto lamentablemente es cosa de las familias.

El videojuego Fortnite como proyecto educativo
Situación de juego en el Fortnite EF

R: Se suelen dar los mismos deportes en la mayoría de los institutos, ¿hay algún deporte que agregarías? ¿Cómo ves las clases de Educación física de los próximos años?

VA: Yo creo que lo importante es enseñar a los niños deportes que puedan practicar por sí solos en su barrio o en su calle. De nada sirve enseñar balonmano si luego tienen que reunir a un equipo de jugadores, buscar una instalación oficial cerca de su casa, un balón reglamentario, etc. Modalidades como parkour, slackline, breakdance, ejercicios de autocarga, son modalidades que uno puede practicar solo sin apenas material ni instalación. Lo importante es darles herramientas que puedan utilizar en su tiempo libre y de ocio. No estoy diciendo que no se impartan los deportes que por tradición y costumbre siempre se enseñan en la escuela, sino que se dé importancia a otros que están eclipsados por la hegemonía de estos.

R: ¿Qué ventajas e inconvenientes consideras que tienen el uso de las TICS en las clases de Educación Física?

VA: Las TICS no deben ser una obsesión, a veces sin ellas se pueden hacer grandes clases de Educación Física. Si se utilizan lo importante es saber qué demandan los alumnos e intentar mostrarles un buen uso de aquellas que tengan más éxito entre ellos y que pueden conducir a una mejora de la salud.

El futuro de la educación

R: Vuestro libro “La Educación por Escenarios. Niños educados 24 horas al día 365 días al año” se centra en educar a los niños constantemente en todos los escenarios donde actúa (casa, autobús escolar, deportes, etc). ¿Cuál debería ser la función más importante de la escuela y profesores?

VA: Ante una sociedad no educada, la escuela -aun siendo un agente que no debiera interferir en la educación de las familias- debe asumir también la educación de los niños. De los hogares están saliendo niños con conductas disruptivas y en ocasiones agresivas y carentes de valores. A veces es por falta de cursos de formación para las familias sobre cómo educar a un niño. Pero otras veces es por dejadez de las familias o falta de interés en educar a los niños para vivir en sociedad.
Son necesarios unos patrones básicos de educación para poder entendernos y mantener un estado de bienestar social. Lamentablemente muchos profesores están pasando más tiempo en su aula corrigiendo conductas no apropiadas que dedicándose a generar aprendizaje en el alumnado y esto es un problema serio.

R: ¿Cómo ves el futuro de la educación en España?

VA: Siempre me gusta ser optimista pero van pasando los años y observo que los cambios son mínimos y quizá no vea grandes avances durante mi etapa de vida. Nos falta que venga un equipo político valiente y que empiece desde cero con todo el sistema educativo, aprovechando las cosas que tienen éxito y rechazando las que están obsoletas y pertenecen a la educación en otros tiempos.

El videojuego Fortnite como proyecto educativo

R: Si te nombraran mañana ministro de Educación, ¿qué es lo primero que harías?

VA: ¡Uf! Quizá lo primero que haría sería crear un gran equipo de profesionales de la educación con diversos puntos de vista. Diferentes edades (los veteranos pueden aportar mucho y los jóvenes también) y ámbitos de conocimiento.

Posteriormente recoger las inquietudes y demandas de los diferentes agentes involucrados en la escuela: familias, profesorado, personal de administración, etc.

Para después generar durante semanas diferentes debates sobre qué rumbo coger, analizar todo lo que se ha hecho hasta ahora en España, ver (no copiar) otros modelos educativos de otros países y a partir de ahí crear una propuesta nueva. Recogiendo durante varios años datos sobre su eficacia por si hubiese que mejorarla años más tarde.

Sin olvidarme de buscar la calidad y trato que merece la educación en los niños, con infraestructuras adecuadas, con dotación económica, con profesorado motivado y apasionado, con posibilidad de aplicar los principios básicos de la educación como el de individualización de la enseñanza, el derecho a la educación de calidad, etc.

R: Para terminar, ¿tienes alguna frase que te caracterice?

VA: La verdad es que tengo muchas y me gusta crear frases que inviten a la reflexión y publicarlas en mi blog.
Pero quizá una que me gusta mucho y que siempre digo en las charlas que imparto es esta:

“La educación es el camino para cambiar una sociedad, la prohibición es una imposición para el cambio de una sociedad no educada”


Cada día se nos limita más la tan ansiada libertad por la que siempre hemos luchado, pero esta libertad mal gestionada y sin pensar en la libertad de otros debido a un problema de mala educación es la que conduce a un estado a establecer más y más prohibiciones. Prohibiciones que actúan como auténticos parches sin detenernos a pensar que quizá afrontar el problema desde su raíz sería más eficiente.

¿Qué te pareció este proyecto de Fortnite educativo?

Newsletter

Inscríbete en nuestra newsletter para enterarte de todas las novedades

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *