#Realinfluencers: cómo se construyó el movimiento social por la educación

#Realinfluencers: cómo se construyó el movimiento social por la educación

En un contexto educativo marcado por el ruido y el descontento, el movimiento devolvió el protagonismo a los real influencers: los docentes.

¿Por qué surge #realinfluencers?

BlinkLearning es una compañía tecnológica que nace en el 2009 y ofrece una solución digital para que los profesores personalicen sus métodos de enseñanza y puedan realizar un seguimiento digital e individualizado del progreso de sus alumnos. BlinkLearning se enfrentaba por primera vez a comunicar sus servicios sin haber construido marca. Además, era necesario tener en cuenta quiénes son sus principales clientes: instituciones públicas y escuelas.

La educación, un problema sin resolver

El tema de la educación en España se ha convertido en un tema controvertido, en el que todos hablan de qué tiene que cambiar, pero nadie hace nada. Y son los partidos políticos los que al final deciden por nosotros, porque hoy, podemos afirmar que hablar de educación es hablar de intereses ideológicos. Así lo demuestran las 7 leyes escolares por las que hemos pasado en los últimos 35 años.

Un contexto lleno de ruido y descontento: “Ley Wert”

La LOMCE es la nueva Ley Orgánica para la mejora de la calidad educativa, que afecta a instituciones educativas, escuelas, docentes y alumnos. Una ley que ha generado una controversia generalizada, un debate político que aun hoy sigue encendido y un descontento masivo de los profesores y alumnos, entre otros.

Retos y objetivos: cómo hablamos de educación

Nos movemos contexto saturado de mensajes sobre hacia dónde caminar la educación, y esto nos obligaba a hablar desde un ángulo diferente. Debíamos asumir un rol activo y lograr que los profesores y todos lo actores de la sociedad se involucraran activamente también. Nuestro objetivo era ambicioso: liderar un discurso diferente sobre la educación.

Decisiones estratégicas: los profesores, verdaderos influencers

Aprovechar el contexto para convertirnos en una voz informada en el discurso sobre la educación

En enero del 2017, el Congreso negoció un pacto de Estado que finalizase la sucesión de leyes cada vez que el Gobierno cambia de partido político. Esto se convirtió en el momento clave para entrar en la conversación, pero siempre, sin posicionarnos desde ningún frente.

Dejar de hablar como una app tecnológica

Lo importante del mensaje no era introducir la tecnología en las clases, porque la tecnología no mejora la educación, sino dar valor a las personas que hay detrás, los buenos profesores. Por lo tanto, el centro de nuestro mensaje no sería nuestra tecnología, sino el profesor.

Liderar el discurso desde un punto de vista positivo frente al contexto

Decidimos reivindicar el papel de los buenos profesores y su capacidad de influencia para tener un impacto en sus alumnos y la sociedad.

Conectar desde un insight transversal: a todos nos ha marcado un profesor

Más allá de un target que respondiese a un perfil sociodemográfico, necesitábamos un elemento de conexión que fuese capaz de mover la conversación a nivel social. Hablamos a aquellas personas que han tenido un profesor que le ha influido. De esta forma, superábamos las barreras de los diferentes actores (gobierno, instituciones, profesores, medios, alumnos…) y encontrábamos un punto de conexión más potente, emocional y motivador.

Plataforma a largo plazo vs campaña

Decidimos no hacer una campaña de producto, sino crear una plataforma que permitiese poner el concepto en el centro del mensaje, y que pudiese modular la conversación hacia diferentes puntos de interés concreto. Esto se traduciría en una acción táctica que respondiese a un contexto, generando una conversación que pudiese hablar a largo plazo.

Influencers como el mensaje y el canal

Más allá de las relaciones públicas y la viralización, necesitábamos asegurar el impacto de nuestro contenido. Por eso, quisimos cambiar la forma en la que se utilizan los influencers. Los introdujimos dentro del mensaje para mostrarles el poder que tienen más allá de ser influencers.

Movimiento #realinfluencers: ejecución

Con todas estas decisiones estratégicas, decidimos crear un movimiento social que reivindicase el poder y el papel que tienen los profesores para influir en la vida de los alumnos. Y buscamos hacerlo hablando de educación en otros términos, utilizando un concepto muy de moda: el de los influencers. Y es que, por su impacto en la vida de la gente y la sociedad, los profesores son los verdaderos influencers. Nacía así el concepto #realinfluencers.

Aprovechando el interés de los medios por el contexto político de la educación, el 24 de enero fue el pistoletazo de salida. Se creó un contenido audiovisual que explicaba el concepto #realinfluencers. Esta pieza no sólo abría un debate sobre la educación, sino que empezó una conversación a nivel masivo sobre la capacidad de influencia de los profesores. Y lo lanzamos exclusivamente en  nuestros medios propios a través de Facebook, Twitter y YouTube.

Se creó una plataforma web, www.realinfluencers.org, donde se recogían historias y el valor que proyectan los profesores, con el objetivo de dar visibilidad a la labor tan grande que hacen día a día. Porque no es simplemente enseñar conocimientos, sino conseguir un impacto social en la vida de los alumnos.

Aprovechamos la tendencia de los mensajes reivindicativos en el mundo de la moda y colaboramos con Rarely, una marca que nos ayudó a iconizar este movimiento en una camiseta con el mensaje “I’m not a real Influencer”.

Camiseta "I'm a not a Real Influencer'

Además, todo el dinero recaudado por la venta de camisetas a través de la web de Rarely iría destinado a dotar de equipamiento informático (con nuestra aplicación integrada) a las diferentes escuelas con las que colabora BlinkLearning en Malawi.

Resultados: ¿qué consiguió el movimiento?

  • En Facebook, el movimiento #realinfluencers sumó más de 200 interacciones de forma directa en nuestras publicaciones y un alcance orgánico de 319.771 personas sin realizar ningún tipo de inversión en la plataforma.
  • En Twitter conseguimos de forma orgánica más de 37 millones de impresiones, con una audiencia total de 22.8 millones, generando una conversación de 17.080 tweets y convirtiéndonos al quinto día de lanzar la campaña, 29 de enero, en trending topic en España durante 7 horas, gracias al debate generado entre los profesores que se hicieron eco y los influencers y sus seguidores. Conseguimos que nos nombraran cuentas como @policia, @elmundoes, @A3noticias, @Sextanoticias, @lasextaTV, @cadena100, @elperiódico, @lamacope, @malasmadres, @granfrase, etc.
  • Instagram fue el medio con más número de interacciones. Los influencers se apropiaron de la campañaMás de 100 se pusieron la camiseta para colaborar en el movimiento de forma orgánica sin ninguna inversión, consiguiendo más de 100 mil likes y 500 comentarios generados alrededor de 450 publicaciones orgánicas. Consiguiendo un alcance total de más de 2.3 millones de personas. Manolo Lama, de la COPE, Jesús Gallego, de la SER , Isabel Jimenez de Telecinco, Marta Michel de YoDona, Laura Somoza de la revista ELLE, son algunos ejemplos.

Camiseta I'm not a Real Influencer

  • Además, conseguimos cruzar el charco y llegar a países como México, Colombia y Argentina, que se unieron a la conversación sobre el poder de influencia y la importancia de la labor de los profesores.
  • Los youtubers se convirtieron en los haters de la conversación y nos ayudaron a incendiar más las redes sociales cuando empezaron a dar su opinión sobre los profesores y la educación. Esta polémica hizo que incluso voces del ámbito político, como Podemos Educación, tomasen partido en la conversación.
  • Conseguimos captar la atención de más de 130 medios digitales como HuffingtonPost, El Economista, cuatro.com, Elle.com, ABC.com, hola.com, marketingdirecto.com, hablaron de nosotros.
  • Aparecimos en los telediarios de las cuatro cadenas de TV nacionales Antena 3, La Sexta, TeleCinco, TVE1 y local, Telemadrid, todas se hicieron eco de la noticia. Incluso, Antonia San Juan nos pidió la camiseta para ponérsela en el programa de Pasapalabra, y no sólo subir un post en sus redes sociales. Además, Roi Porto, del programa Quién quiere casarse con mi hijo, apareció en el programa Video Love de MTV con la camiseta de “I’m not a Real Influencer” promoviendo el concepto.
  • El consumidor se convirtió en la parte activa de la campaña, haciendo más creíble y real el mensaje. Incluso los profesores empezaron a pedir una camiseta que fuese “I’m a Real Influencer”. BlinkLearning respondió con ella tres meses después.

  • Reaccionando al éxito de la campaña, decidimos organizar en mayo del 2017 el evento #realinfluencers: enseñar en era del #hashtag, donde diferentes actores de la educación se juntaron para debatir este tema de actualidad, dándoles voz y haciendo de este movimiento una conversación que vive a largo plazo en la sociedad.
  • Y el propio evento fue un éxito en si mismo, consiguiendo una asistencia del 100% (aforo completo con 300 personas desde la primera semana y con una lista de espera de 100 asistentes).

#Realinfluencers: enseñar en la era del #hashtag

Puedes ver todas las ponencias del evento aquí.

 

Newsletter

Inscríbete en nuestra newsletter para enterarte de todas las novedades

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *