Javier Cayetano: “eScholarium nos proporciona una forma de acercar la tecnología a los alumnos”

Javier Cayetano: “eScholarium nos proporciona una forma de acercar la tecnología a los alumnos”

Los jóvenes de hoy en día están más predispuestos al aprendizaje cuando se utilizan medios digitales.

“Muchos profesores creamos nuestros propios contenidos. Esto hace posible personalizar más la enseñanza, adaptarla al contexto en el que impartimos las clases y adecuarla a nuestra manera de enseñar”.


¿Cómo es el modelo educativo del centro en el que impartes clase?

Mi centro es un instituto de enseñanza secundaria y bachillerato. También se imparten clases de ciclos formativos.

¿Aplicáis algún tipo de metodología o modelo pedagógico? ¿Cuál/cuáles?

En general, nos basamos en el modelo constructivista, pero (todavía) nos enmarcamos dentro de un modelo de enseñanza “clásica”. Eso no quita que vayamos probando cosas nuevas; por ejemplo tenemos en mente incorporar la gamificación en el aula, y quizás en un futuro probar metodologías como la flipped classroom.

¿Cuándo pusisteis en marcha vuestro proyecto digital?

Nuestro proyecto digital de centro comenzó hace un par de cursos (este es nuestro tercer curso), cuando decidimos participar en el proyecto eScholarium.

Anteriormente, algunos profesores usaban materiales digitales en sus clases, pero no fue hasta la participación en el proyecto (y la dotación de materiales por parte del gobierno de Extremadura), que se ha hecho de manera “cotidiana”.

proyecto eScholarium extremadura
Proyecto eScholarium

¿Qué beneficios habéis detectado con la implementación del proyecto?

En primer lugar, disponemos de una herramienta más para el alumnado; pero no es una herramienta cualquiera.

Los jóvenes de hoy en día están más predispuestos al aprendizaje cuando se utilizan medios digitales. Lo ven como algo novedoso pero a la vez cercano a ellos, lo que hace que sea más fácil para el profesor conectar con el alumno.

Además, puede accederse a gran parte de recursos y estrategias de enseñanza que serían impensables/imposibles con una pizarra convencional. Podemos usar desde un globo terráqueo interactivo, hasta actividades autoevaluables que se adaptan al nivel específico de cada alumno, pasando por vídeos y audios de diversos orígenes.

Todo esto redunda en hacer más fácil y significativo el aprendizaje, lo cual no quita que el alumno debe seguir esforzándose, y que para muchas actividades sigamos optando por la educación convencional de tiza y pizarra.

Los jóvenes de hoy en día están más predispuestos al aprendizaje cuando se utilizan medios digitales

¿Qué tipo de recursos digitales utilizáis en el aula/centro?

En nuestro centro, al igual que todos los centros extremeños, el gobierno de Extremadura ha hecho una gran inversión en tecnología. Disponemos de conexión a internet de fibra óptica de alta velocidad, pizarra digital en todas las aulas, y cada alumno tiene su propio ordenador portátil para trabajar. Aparte de eso, todos los centros cuentan con otros equipamientos como impresora 3D, laboratorios de informática y kits de robótica y de ciencias.

Además, a nivel de software se está haciendo un esfuerzo similar. Principalmente tenemos la plataforma eScholarium, donde podemos crear nuestros propios libros digitales o utilizar libros digitales de alguna editorial.

[youtube https://www.youtube.com/watch?v=BzVAwsyQUSg]

Para la gestión de la actividad docente y comunicación con los alumnos y sus familias, disponemos de la plataforma “rayuela”. A través de ella, los padres reciben información puntual (por ejemplo, en su móvil) de las fechas y calificaciones de exámenes, faltas de asistencia, etc.

Para concretar el tipo de medios que se usan, podría citar páginas web, vídeos alojados en diferentes plataformas, libros digitales, actividades interactivas de diversas páginas web o de creación propia, por ejemplo, con Geogebra en matemáticas.

Los profesores, ¿están los suficientemente preparados para asumir este reto?

La mayoría de los profesores no había tenido formación previa en nuevas tecnologías, pero es de destacar el esfuerzo por proporcionar formación al profesorado que se está haciendo desde el programa eScholarium. Además, la plataforma es lo suficientemente sencilla de manejar como para que al profesorado le sea fácil utilizarla e incluso crear sus propios materiales. La mayoría de profesores tienen buena predisposición a probar con aquellas novedades que supongan beneficios para el alumnado.

El gobierno de Extremadura ha hecho una gran inversión en tecnología

¿Qué cambios habéis percibido en el alumnado?

Todavía es pronto para hablar de cambios. Cada curso los alumnos son diferentes y aún no podemos decir si los cambios se deben a la variabilidad propia de cada año o la introducción de los recursos digitales.

Lo que sí se nota es mayor disposición a aprender cuando se utilizan estos recursos. Especialmente cuanto más interactivas son las actividades, más interesados se muestran, y es más fácil obtener su atención.

Sí que parece que, en general, se está consiguiendo que los alumnos se impliquen más, y una cierta mejora de resultados.

¿Qué aprendéis vosotros de los alumnos?

Día a día se aprende nuestra profesión docente, y ellos son los que nos enseñan a ejercerla. Qué estrategias de enseñanza funcionan, cómo tratar con cada grupo o con cada persona individualmente, etc.

¿Cuáles consideras han sido los principales retos que habéis enfrentado en la implementación del proyecto?

Principalmente hemos encontrado dificultades externas. Éste es un proyecto piloto que está empezando, con lo cual nos hemos tenido que enfrentar con las cosas propias de algo que aún se está poniendo en marcha. Hemos tenido problemas con la conectividad, que es esencial para que los alumnos accedan a nuestra plataforma online y problemas con los libros de texto de editoriales, que no siempre han estado disponibles a tiempo o los contenidos no eran los esperados.

Por nuestra parte, el mayor reto es conjugar enseñanza “tradicional” con enseñanza digital. Todos, tanto profesores como alumnos y familias estamos muy acostumbrados al libro, el bolígrafo y la pizarra. Con los contenidos digitales el cambio a veces puede ser muy grande y cuesta acostumbrarse.

Se está consiguiendo que los alumnos se impliquen más, y una cierta mejora de resultados

¿Creas/creáis contenido propio? ¿Qué os aporta?

Muchos profesores creamos nuestros propios contenidos. Esto hace posible personalizar más la enseñanza, adaptarla al contexto en el que impartimos las clases y adecuarla a nuestra manera de enseñar.

¿Qué os aporta eScholarium en el contexto de la tecnología aplicada a la educación?

eScholarium nos proporciona una forma de acercar la tecnología a los alumnos. Como ventajas podemos citar que tiene una interfaz de usuario agradable, que es homogénea para todas las asignaturas. Si quisiésemos usar enseñanza digital sin eScholarium, los alumnos tendrían que aprenderse las diferentes formas de trabajo de las distintas páginas de las editoriales, tener anotadas multitud de páginas web diferentes con sus respectivos usuarios y claves, lo que supondría una dificultad más a superar.

¿Cómo te imaginas la vuelta a una escuela sin tecnología?

Las nuevas tecnologías han abierto muchas posibilidades para mejorar la enseñanza. Simplemente el hecho de contar con una pizarra digital en el aula y acceso a internet supone toda una revolución en la docencia. Sería una pena prescindir de ello.

eScholarium nos proporciona una forma de acercar la tecnología a los alumnos

¿Crees que el currículum responde a la evolución tecnológica?

El currículum poco a poco se va adaptando a la evolución tecnológica, pero esta evolución va a una velocidad tan grande que es difícil ir integrándolo todo. Hay que ir proporcionando formación a los profesores y modificando los métodos de enseñanza. Pienso que poco a poco se irán viendo muchos cambios en nuestros modelos educativos.

¿Qué asignaturas crees que hay que añadir al currículum para desarrollar las competencias digitales?

La competencia digital debería ser un tema transversal de todas las asignaturas. No creo que haya que añadir asignaturas nuevas, sino aprender a utilizar los medios digitales en relación con cada asignatura. Por ejemplo, en clase de sociales aprenderán a utilizar mapas interactivos, buscar e interpretar información demográfica en internet, etc., mientras que en clase de matemáticas pueden aprender a manejar paquetes de cálculo, de geometría o estadística. Aparte, adquirirán los conocimientos necesarios para moverse por la red y distinguir la información relevante de la superflua.

¿Cómo te imaginas el futuro cercano de la educación digital?

Pienso que los libros digitales serán más interactivos y habrá más recursos que permitan que el libro y las actividades se adapten a los conocimientos y capacidades del alumno

El currículum poco a poco se va adaptando a la evolución tecnológica, pero esta evolución va a una velocidad tan grande que es difícil ir integrándolo todo

¿Qué cambios necesarios detectas en el actual modelo educativo?

Habría que dar más protagonismo al alumno en su aprendizaje, y pasar de un modelo en el que el profesor expone lo que los alumnos deben ir aprendiendo, a un modelo en el que el profesor gestiona ese aprendizaje.

¿Cómo lográis un equilibrio entre lo digital y lo analógico?

Se trata de ser conscientes de que lo digital, por mucho que sea una herramienta muy potente, no es sino una herramienta más. El uso de los medios digitales no debe convertirse en el objetivo de la enseñanza, sino ser un recurso que tenemos disponible. En mi centro, normalmente procuramos usar lo digital cuando su uso simplifica nuestra labor; pero cuando resulta más cómodo recurrir a “la tiza y el papel”, ese es el medio utilizado. Muchas veces se usan ambos a la vez.

Habría que dar más protagonismo al alumno en su aprendizaje, y pasar de un modelo en el que el profesor expone lo que los alumnos deben ir aprendiendo, a un modelo en el que el profesor gestiona ese aprendizaje

¿Cuánto tiempo se necesita para poner en marcha un proyecto como este?

Es algo que hay que ir haciendo poco a poco; hay muchos factores a tener en cuenta.

El hardware debe funcionar bien [siempre surgen problemas de instalación]; la plataforma de libros digitales debe adaptarse a nuestras necesidades; las editoriales deben tener el material digital a punto; los profesores necesitan formación; los alumnos y las familias adaptarse a los nuevos medios de enseñanza, etc.

Nosotros estamos iniciando nuestro tercer curso en eScholarium, y todavía consideramos que continuamos con la puesta en marcha del proyecto. Llevamos mucho camino recorrido, y cada año funcionamos mejor, pero siempre hay algo que perfeccionar y nuevas estrategias con las que continuar innovando.


Javier Cayetano Rodríguez es profesor y Coordinador TIC en el IES Extremadura (Mérida). En 2015, obtuvo el premio SIMO Educación en la categoría ‘mejor recurso digital de creación propia’ y en 2016 ha resultado ganador de la II Edición del premio Smartick.

Newsletter

Inscríbete en nuestra newsletter para enterarte de todas las novedades

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *