‘La cuna de Halicarnaso’, de la clase magistral al aula virtual | Entrevista a José Antonio Lucero

‘La cuna de Halicarnaso’, de la clase magistral al aula virtual | Entrevista a José Antonio Lucero

Entrevistamos a José Antonio Lucero, profesor ‘youtuber’ responsable del canal educativo ‘La cuna de Halicarnaso’.

José Antonio Lucero supera los 17.000 suscriptores y el millón de reproducciones en YouTube con su canal educativo La Cuna de Halicarnaso. Y las cifras no para de crecer: tan solo en 2017, ha sumado más de 12.000 seguidores, y el año aún no ha tocado a su fin. Lo que comenzó como herramienta para practicar el aula invertida con sus alumnos, ha traspasado los muros del centro en el que José Antonio imparte clase de Ciencias Sociales y Lengua y Literatura para acoger a miles de estudiantes que acuden a sus vídeos para comprender mejor la Historia.

José Antonio Lucero, profesor tras La Cuna de Halicarnaso

Realinfluencers- Comentabas en una entrevista que una de las grandes ventajas del flipped classroom es que los alumnos tienen control sobre la reproducción del vídeo. ¿Les hace el aula invertida más responsables de su propio aprendizaje?

José Antonio Lucero – Creo que sí, por dos razones. La primera por el hecho de que ellos pueden programar cuándo ver el contenido audiovisual, cuántas veces y a qué velocidad, lo que genera cierta autonomía en la realización de su tarea semanal; y, la segunda, porque el hecho de aplicar metodologías activas en el aula los convierte en actores y no en meros agentes pasivos. Son protagonistas y, por tanto, ganan una mayor responsabilidad en cuanto a su aprendizaje.

Tú llevas el aula invertida un paso más allá y la combinas con la ludificación de la educación. Concretamente, has creado la experiencia gamificada ‘La cuna de la Historia’. ¿Cómo has diseñado un proyecto tan ambicioso como este?

Este proyecto de gamificación lo apliqué como experiencia piloto en 1º de ESO del curso pasado, y resultó un éxito entre mis alumnos. Lo cierto es que llevo haciendo flipped tres cursos, pero me apetecía ir un paso más allá. Creo que el enfoque flipped classroom casa muy bien con otras experiencias como la gamificación o el aprendizaje basado en proyectos, debido precisamente a que la clase invertida pone el foco en las metodologías activas en el aula.

Diseñé esta experiencia a comienzos del curso pasado tras leer sobre otros proyectos de compañeros docentes, cosa que me animó a lanzarme con un proyecto parecido. Y tras varias semanas de calibración y experimentación, se lo presenté a mis alumnos como un proyecto que iba a revolucionar para la clase de historia hasta final de curso. Y finalmente lo conseguí.


Recomendamos

¿Cómo aprende el cerebro? | Javier Blumenfeld | Neuroeducación y TDAH


En tu blog comentas que hasta que no implementaste tu estrategia de gamificación, jamás habías visto a tus alumnos tan motivados. ¿Qué elementos componen tu experiencia de gamificación?

En ‘La cuna de la Historia’, los alumnos pasarán por todas las etapas de la Historia Antigua mediante una serie de niveles que van desde “Cazador-recolector” de la Prehistoria hasta “Emperador romano”. Para alcanzar cada uno de los niveles necesitan adquirir unas insignias que ellos consiguen mediante comportamientos positivos en clase, como participar en el repaso de los vídeos, hacer preguntas o realizar una buena actividad grupal.

Creo que todo se resume a implementar mecánicas que les son muy comunes, como las de los videojuegos. Es decir, llevar la manera en que se divierten a la educación y transformar su aprendizaje. Todos aprendemos mejor cuando nos divertimos, cuando no nos damos cuenta de que estamos aprendiendo.

¿Cómo ha cambiado tu forma de dar clase dentro del aula desde qué practicas el aula invertida y la ludificación? ¿Cuál crees que debe ser la función del docente en el nuevo ecosistema digital?

Ha cambiado de manera radical. Cuando comencé a dar clase, antes de embarcarme en proyectos como el de flipped classroom, me asemejaba mucho a una clase tradicional. Hablaba todo el rato, me afanaba en explicar de la mejor manera posible, pero me era muy complicado conseguir que mis alumnos aprendan de manera significativa, y mejorar su motivación hacia la asignatura.

Con estos nuevos enfoques he generado un clima de motivación mucho mayor, puesto que ninguna clase es igual a la anterior, debido al variado uso de actividades, al visionado de los vídeos y, sobre todo, al tiempo que tenemos y que la flipped nos brinda para poder dedicarle a cuestiones hasta ahora impensables, como es precisamente esta experiencia de gamificación de la que hablamos.


Podría interesarte

El 83% de los docentes asegura que la integración de la tecnología en el aula aumenta la motivación del alumno | III Estudio sobre la Tecnología en el Aula

Estudio sobre el uso de la tecnología en educación


En término académicos y pedagógicos, ¿en qué se traduce ese aumento de la motivación en los alumnos?

Un alumno motivado rinde mejor, de eso no hay duda. Es cierto que la motivación no es todo y que tenemos que procurar crear en ellos unos hábitos de estudio y trabajo personal que luego se traduzcan en resultados académicos, pero, si conseguimos mantener una motivación alta para con la asignatura, la mitad del camino ya estará hecho. Es por tanto por lo que creo que es muy importante el uso de enfoques o actividades de forma periódica que generen cierto grado de motivación. Luego está la habilidad del profesor para transformar esa motivación en un aumento del resultado académico. Yo, afortunadamente, puedo decir que mis alumnos han mejorado sus resultados, sobre todo aquello que antes mostraban mayores dificultades con la asignatura.

Hemos hablado de las ventajas, pero ¿qué fisuras o inconvenientes presentan la gamificación y el aula y el flipped classroom?

Es cierto que no existe el enfoque o la metodología definitiva en la educación. La flipped classroom tiene desventajas en el momento, primero, que un alumno presente dificultades para seguir el trabajo en casa, que se presenta indispensable para el correcto funcionamiento de una clase invertida. Hablamos de esos alumnos que tienen dificultades para acceder a un ordenador o a Internet, o simplemente para ponerse a hacer una tarea en casa. A esos hay que motivarles de otra forma para que no pierdan el ritmo de una clase invertida.

En mi caso, es cierto que no suelo alcanzar el 100% de alumnos que semana a semana ven los vídeos y los trabajan, pero sí es una cifra que se le acerca. Otra de las desventajas de estas metodologías resulta la tremenda carga de tiempo y trabajo que puede llegar a tener en el profesorado. Yo intenté solventar este problema graduando la “inversión” de mis clases, por lo que siempre he abordado en un curso nuevo cada año la clase invertida. Por ejemplo, este curso estoy grabando los vídeos de 4º de ESO y preparando el enfoque flipped con ellos, mientras que en el resto de cursos continúo aprovechando el trabajo hecho en cursos anteriores. Es indispensable que no nos aventuremos a flippear más de un curso a la vez, porque probablemente no podamos abarcar el trabajo que requiere.

El humor es un factor muy importante en tus vídeos. ¿De dónde crees que viene la percepción de la Historia como una asignatura aburrida?

Viene de la forma en que en muchos casos nos la han impartido. Creo que todos hemos tenido dos tipos de profesores de historia: aquellos que se limitaban a seguir el libro de texto y a utilizar la clase magistral simplemente, y otros que te hacían enamorarte de la materia. Yo afortunadamente tuve profesores de historia del segundo tipo, lo que me empujó a seguir sus pasos. Creo que no existe materia aburrida sino profesores que no son capaces de despertar el interés de sus alumnos. Yo intento hacerlo, entre otras cosas, con el humor. Porque el humor no está para nada reñido con la rigurosidad a la hora de abordar los contenidos.

Con más de 17.000 suscriptores en YouTube podemos asegurar sin miedo a equivocarnos que tu canal ha sobrepasado el ámbito de tu propio centro educativo para llegar a una comunidad educativa más amplia. ¿Cuáles son los próximos pasos?

Aún recuerdo cuando hace un par de años comencé mi andadura en el canal con apenas 25 suscriptores, que eran mis alumnos con los que por aquel entonces comencé con la flipped classroom. Y finalmente se ha convertido en un fenómeno que ha traspasado las barreras del aula. Entre mis objetivos está el hecho de continuar creciendo como profe-youtuber, porque resulta tremendamente gratificante el hecho de poder ayudar no solo a mis propios alumnos, sino a miles y miles de jóvenes y profesores de España y Latinoamérica.

Tú has decidido dar la vuelta a tu clase a través del vídeo, pero hay otros formatos que también nos permiten invertir la instrucción. ¿Qué alternativas al vídeo encontramos para practicar el flipped classroom?

Durante estos años he conocido a profesores que han usado flipped classroom con podcast de radio, por ejemplo. O a través de las redes sociales, compartiendo imágenes/vídeos/gráficos a través de ellas a sus alumnos. Esas son alternativas al vídeo a la hora de abordar una clase invertida.


Podría interesarte

10 blogs de profesores a los que deberías estas siguiendo

10 blogs de educación creados por profesores


¿Qué consejos le puedes dar a un profesor interesado en practicar el aula invertida pero que sienta que no dispone de las herramientas o conocimientos necesarios para ello?

En primer lugar, que pruebe. Seguro que esa prueba generará sensaciones que le empujarán a continuar probando. Se trata a fin de cuentas de que cada año tenemos que dejar un resquicio de nuestro esfuerzo como docentes a probar cosas nuevas. De salir, aunque sea con un par de pasos, de nuestra zona de confort. También le diría que con la flipped classroom intente ir poco a poco. Que comience con darle la vuelta a un tema y que luego, espere a ver el feedback de sus alumnos, que seguro que será positivo. Y esa motivación, ese entusiasmo despertado en ellos, será lo que finalmente les haga a los profesores dar el salto.

¿Qué otros proyectos debemos seguir si estamos interesados en la gamificación y el flipped classroom?

Creo que lo ideal para todo profe inquieto es intercambiar experiencias en Twitter, por ejemplo. Yo tengo la suerte de tener contacto con grandes profesores de toda España que aplican flipped, ABP o gamificación, con resultados muy interesantes. Hablo de profesores de mi materia como Carlos González (@history_topics), que también practica flipped; de Rosa Liarte (@rosaliarte), de la que he aprendido algunas estrategias de ludificación y también de clase invertida; o Diego Sobrino (@dsobrino), todo un referente entre los profesores innovadores de Ciencias Sociales del país.


Sobre José Antonio Lucero

José Antonio Lucero es Profesor de Ciencias Sociales y Literaturas para Educación Secundaria Obligatoria, licenciado en Historia, Máster en Escritura Creativa novelista y profesor youtuber. Puedes seguir su trabajo en:

Newsletter

Inscríbete en nuestra newsletter para enterarte de todas las novedades

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *