¿Es el aprendizaje automático el futuro de la educación?

¿Es el aprendizaje automático el futuro de la educación?

“La rápida digitalización de la industria de la educación y la aparición de sistemas cognitivos ya está ocurriendo en paralelo”.

A lo largo de las últimas cuatro décadas, la inteligencia artificial (IA) ha sido uno de los temas más perseguido y debatido por la comunidad científica mundial. Ha inspirado miles de obras de ciencia ficción, captado inversiones billonarias por parte de las grandes empresas tecnológicas y suscitado dudas de orden ético y avisos alarmados de figuras tan relevantes como Stephen Hawking o Elon Musk.

Sin embargo, mientras el desarrollo de la IA avanza a gran velocidad en todas frentes de la sociedad moderna, su introducción en entornos educativos ha sido más lento y prudente. Pero en los últimos tres años, la tendencia se ha invertido y cada día son más las soluciones de Aprendizaje Automático (una subdivisión de la IA) están llegando a los colegios y cambiando aprendizajes y gestiones administrativas. En este artículo analizamos las potenciales ventajas y amenazas de esta nueva tecnología y lo que puede suponer para el futuro de la educación.

Sucintamente definido, el aprendizaje automático es la ciencia de hacer con que un sistema informático actúe sin comandos insertados por un técnico. Mediante el análisis de patrones en grandes conjuntos de datos, los algoritmos programados pueden hacer predicciones y tomar medidas por si solos basadas en ese análisis. El uso continuado de estos sistemas informáticos por parte de los usuarios los dotará de más información y esta hará evolucionar los algoritmos.

“La rápida digitalización de la industria de la educación y la aparición de sistemas cognitivos ya están ocurriendo en paralelo”

Ghalapathy Neti 

Un aula que aprende

Después de varios años desarrollando soluciones para impulsar la implementación de proyectos digitales en el aula, las grandes empresas tecnológicas con divisiones dedicadas al sector educativo están ahora girando su atención hacia el Aprendizaje Automático.

IBM, por ejemplo, ha lanzado recientemente un megaproyecto en este ámbito basado en la enorme cantidad de datos que ya se pudieron recopilar en centros educativos de todo el mundo y vía la enseñanza online con la proliferación creciente de los Cursos Abiertos Online Masivos (MOOC, por sus siglas en inglés).

“La rápida digitalización de la industria de la educación y la aparición de sistemas cognitivos ya están ocurriendo en paralelo”, afirma Chalapathy Neti, director del Departamento de Transformación Educativa de Centro de Investigación Thomas J. Watson en Nueva York que se unió al proyecto de IBM.

“Durante los próximos cinco años, los dos conceptos se unirán, y las aulas personalizadas motivarán y comprometerán a los estudiantes en todos los niveles: desde un alumno de Primaria que estudia el alfabeto hasta un doctorado en física que estudia los puntos más finos de la teoría de cuerdas”

Chalapathy Neti

De acuerdo con Neti, otro de los elementos claves de este esfuerzo son los dispositivos móviles que permiten aprender en cualquier momento y en cualquier lugar.

“Toda esta educación digital crea una tremenda cantidad de datos sobre todos los aspectos de la enseñanza y el aprendizaje. Y no sólo las calificaciones de los exámenes, sino también información sobre el comportamiento de los estudiantes en plataformas de aprendizaje digital, asistencia y más”

Las empresas que más están invirtiendo en Aprendizaje Automático prevén que los centros educativos adopten sistemas cognitivos basados en la nube para recopilar y analizar todos estos datos durante un largo período de tiempo, creando registros de estudiantes cada día más completos que proporcionan a los profesores la información necesaria para ofrecer experiencias de aprendizaje más personalizadas y adaptadas a sus necesidades educativas específicas.

Estos sistemas ayudarían los docentes a identificar a los alumnos que presentan más debilidades, así como a comprender mejor qué medidas adoptar para superar esas dificultades.

aprendizaje_automatico_infografia
Ver infografía a tamaño grande

El lógico próximo paso para el sector educativo

Un reciente artículo publicado por la revista Forbes confirma el cambio de tendencia de inversión de los proveedores de tecnología aplicada a la educación y adelanta que el camino que deberá seguir el sector será cogiendo cada vez más los ejemplos de las empresas de servicios.


“[Las empresas de tecnología aplicada a la educación] están tratando de alejarse de los modelos tradicionales, de talla única para todos los métodos de aprendizaje que realmente ya no refleja una realidad más compleja. Porque, no sólo los alumnos aprenden a diferentes ritmos, sino que normalmente llegan desde diferentes puntos de partida y con diferentes orígenes.”.

“Los algoritmos de aprendizaje automático crean rutas de aprendizaje predictivo para los alumnos mientras están estudiando. A medida que ellos pasan por un curso con software de aprendizaje adaptativo, estos algoritmos pueden ofrecer contenido adicional si lo determina necesario para cumplir los objetivos académicos, o permitir que el estudiante avance si el tema ya ha sido dominado.”.


Al final, estos son procesos que ya se encuentran presentes hace mucho tiempo en otras industrias como herramienta para agilizar métodos de producción o impulsar ventas. En última instancia, el objetivo es común: producir mejores resultados ajustando la oferta (los contenidos que imparte un profesor en el ejemplo educativo) a la demanda (las necesidades pedagógicas específicas de los alumnos), mientras se eliminan desperdicios (frustraciones de educadores y estudiantes).

Necesidad de salvaguardar la privacidad

Como siempre ha ocurrido en varios otros ejemplos anteriores de implementación tecnológica, están surgiendo comprensibles preocupaciones por la automatización excesiva y el temor a posibles violaciones de protección de datos, sobre todo por parte de los padres.

En este punto en particular, todas las partes involucradas parecen estar de acuerdo: cumple a los responsables políticos del sector educativo velar por y poner en práctica legislación y reglamentos que garanticen que la seguridad y privacidad de los alumnos estarán siempre salvaguardadas. Que los datos recopilados así como los modelos algorítmicos que los procesarán no tendrán otra utilización que no sea el superior interés académico del alumno.

Pero, correctamente utilizado y debidamente monitorizado por personal técnico y docente competente, el Aprendizaje Automático podrá ayudar de forma significativa el trabajo en el aula de profesores y alumnos e impactar definitivamente el futuro de la educación.


Referencias


Foto: Archivo BlinkLearning

Newsletter

Inscríbete en nuestra newsletter para enterarte de todas las novedades

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *