Reválidas: 4 puntos que despiertan polémica en el sector de la educación

Reválidas: 4 puntos que despiertan polémica en el sector de la educación

Mariano Rajoy ha anunciado que las paralizará hasta que pueda llevarse a cabo algún pacto educativo con el resto de fuerzas políticas.

Por Miguel García, colaborador de BlinkEdTech

El sistema de reválida aprobado hace algunos meses por el Gobierno se ha convertido en los últimos días en foco de debate. A las manifestaciones en contra de distintos colectivos del mundo de la educación le siguieron unas declaraciones de presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, en las que aseguraba que la aplicación de la Ley Orgánica 8/2013, de 9 de diciembre, para la mejora de la calidad educativa (LOMCE), en lo que respecta a las reválidas, se paralizará hasta que pueda llevarse a cabo algún pacto educativo con el resto de fuerzas políticas.

Sus declaraciones no han tranquilizado a todos los sectores, ya que desde algunos foros se apunta que cuando el Gobierno anuncia que “deja sin efectos académicos las reválidas” hasta que se alcance ese pacto educativo, simplemente está cumpliendo con lo que indica el decreto ley que el propio PP aprobó en julio pasado y que establecía (tal como también hace la propia LOMCE) que durante el curso 2016/17 las reválidas no tendrían efectos académicos.

4 claves para entender el sistema de reválidas

A continuación, recordamos las cuatro claves de este modelo que, hasta nuevo aviso, quedará a todos lo efectos paralizado:

1. En Primaria tendrá una función de control. En ESO y Bachillerato, su superación será indispensable para obtener el título.

En Primaria, tendrán que superar la reválida los alumnos de 6º de Primaria y su función será de control académico. Los alumnos de 4º de ESO y 2º de Bachillerato realizarán las pruebas en junio de 2017 y deberán superarlas para obtener el título correspondiente.

La creación de rankings es elección de cada región, pero el ministro Méndez de Vigo ha solicitado a las comunidades autónomas que no los hagan públicos.

En Primaria, las reválidas tendrán función de control académico

2. Las pruebas incluirán preguntas tipo test, abiertas y semiabiertas.

Los alumnos de 4º de ESO serán evaluados en siete materias: Lengua, Lengua Extranjera, Matemáticas, Geografía e Historia, dos troncales de opción y una específica. Cada pruebas tendrá una duración de 60 minutos.

En el caso de Bachillerato, cada prueba durará 90 minutos y los alumnos se examinarán de 8 asignaturas: dos de opción, una específica, Filosofía, Lengua, Lengua Extranjera y, dependiendo de los estudios cursados, Matemáticas, Arte o Latín.

Un 50% de las preguntas deben ser abiertas o semiabiertas. Los alumnos de Primaria serán evaluados de competencia matemática, comunicación lingüística, ciencia y tecnología.

Las pruebas podrán incluir pregunta tipo test, siempre y cuando se respete la norma por la cual al menos el 50% de las preguntas deben ser abiertas o semiabiertas. Para Primaria, se recomienda realizar entre 140 y 200 preguntas, mientras que para ESO se recomiendan 105 y para Bachillerato 120.

Los alumnos de Primaria serán evaluados de competencia matemática, comunicación lingüística, ciencia y tecnología

3. Las notas obtenidas en la prueba afectarán a la nota final del curso.

Las pruebas serán corregidas por profesores externos a los centros donde se realicen, por profesores que formen parte del Sistema Educativo Español. Se busca con ello la transparencia de los resultados. Para los alumnos de 6º de Primaria, el resultado de la prueba promediará con la media de las asignaturas cursadas ese año. En el caso de 4º de la ESO, las reválidas computarán un 30% de la nota final. La nota de los alumnos de 2º de Bachillerato dependerá en un 40% de la reválida y en un 60% de la media del ciclo.

4. Los alumnos de la ESO no podrán presentarse a las pruebas con más de dos asignaturas suspensas.

Los alumnos de Primaria pueden realizar las pruebas independientemente de las asignaturas que tengan suspensas. Sin embargo, los alumnos de 4º de la ESO no podrán presentarse si cuentan con más de dos asignaturas pendientes. Los estudiantes de Bachillerato deberán presentarse a las pruebas con todas las asignaturas aprobadas.

Las encargadas de tramitar la resolución de reclamaciones, elaborar las pruebas y las guías de evaluación y seleccionar al grupo de profesores que corregirán los exámenes serán las comunidades autónomas, pero siempre siguiendo unos contenidos comunes a todas las regiones.

La nota de los alumnos de 2º de Bachillerato dependerá en un 40% de la reválida y en un 60% de la media del ciclo

Y tú, ¿qué opinas? ¿Qué ventajas e inconvenientes crees que supone el sistema de reválidas?


Fotografía Designed by Freepik

Newsletter

Inscríbete en nuestra newsletter para enterarte de todas las novedades

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *