5 consejos para integrar el móvil dentro del aula

5 consejos para integrar el móvil dentro del aula

¿Quieres que tus alumnos utilicen el móvil en clase pero te da miedo que no hagan un uso responsable?

Por Mirian Touzani, redactora en Blink dTech

Cómo nos comunicamos, cómo consumimos cine, música o televisión, cómo y dónde compramos…La tecnología ha transformado y sigue transformando cómo nos relacionamos con la gente y el mundo que nos rodea, y la educación ni queda ni debe quedar fuera de este proceso de cambio. Pero la tecnología, por sí misma, no va a mejorar nada si su integración en el aula no viene acompañada de un cambio metodológico. La tecnología debe estar siempre al servicio de la pedagogía.

Cuando las TIC se adaptan de forma adecuada a las necesidades educativas, pasamos a hablar de las TAC o Tecnologías del Aprendizaje y el Conocimiento. Tablets y ordenadores son ya herramientas habituales en las aulas, pero cuando hablamos de smartphones o teléfonos inteligentes, parte de la comunidad educativa todavía muestra cierta duda con respecto a su potencial como herramienta educativa. O quizá la duda sea si los alumnos serán capaces de utilizarlos de forma responsable, de discernir entre el uso que pueden hacer fuera del aula y el que deben hacer dentro. De hecho, hay centros que prohíben el uso del móvil en clase o incluso llevarlo encima.

Educando a los alumnos en un uso responsable, los smartphones tiene un gran potencial tecnología para el aprendizaje y el conocimiento

Sin embargo, el teléfono móvil puede llegar a ser un instrumento educativo de gran potencial, especialmente para aquellos centros que todavía no hayan puesto en marcha un proyecto digital. Quizá no todos tus alumnos dispongan de una tableta o de un portátil, pero gran parte de ellos seguro que dispone de un smartphone: según datos facilitados por el Instituto Nacional de Estadística, cerca de un 91% de los jóvenes de 15 años tiene un teléfono móvil propio.

5 Ideas para introducir el smartphone en el proceso de enseñanza-aprendizaje

1-Flipped Classroom

Selecciona una temática, divide a tus alumnos en grupos y pídeles que preparen un tema o apartado. Con sus teléfonos podrán grabar y montar vídeo, hacer fotos, grabar audio, preparar presentaciones, crear blogs…Una amplia variedad de herramientas para explotar su creatividad y poner a prueba su capacidad para trabajar diferentes formatos.

2-Trabajo colaborativo

Quizá te ha pasado en alguna ocasión: te vas de excursión con tus alumnos y te preocupa que se tomen la jornada como un día libre, sin prestar atención al objetivo didáctico de la salida. Te proponemos la siguiente estrategia, compatible también con la clase invertida: antes de salir, divide a tus alumnos en grupos, asígnales un tema relacionado con la salida y encárgales la elaboración de una presentación o proyecto que expondrán y compartirán con sus compañeros. Asegúrate de señalar que deben incluir contenido visto durante la visita.

Apps como Google Keep o Evernote, ambas gratuitas, les permitirán tomar notas y complementarlas con imágenes, dibujos o audio, preparando el material para sus posteriores presentaciones.


Podría interesarte

8 metodologías que todo profesor del siglo XXI debería conocer

Estrategias para enseñar a tus alumnos a seleccionar y contrastar fuentes


3-Actualidad informativa

Imaginemos que quieres evaluar la capacidad de tus alumnos para relacionar lo que aprenden en clase con el mundo que los rodea o entender un determinado acontecimiento dentro de su contexto histórico. Tras la explicación, reserva para del tiempo en clase para que consulten medios de comunicación, seleccionen noticias relacionadas con el contenido previamente visto y explicar cómo se relaciona dicha información con la lección. De este modo, además de la relacional, también estarás trabajando la capacidad de tus estudiantes para buscar información, seleccionar y contrastar fuentes, debatir o hablar en público.


ideas para usar el movil en clase

4-Diccionario

¿Cuántos de tus alumnos llevan un diccionario en la mochila? ¿Cuánto tiempo de clase dedicas a traducir o explicar el significado de una palabra? Si les permites realizar estas consultas de forma rápida en sus móviles, ahorras tiempo que puedes dedicar a explicaciones más complejas, como el uso de dichas palabras en diferentes contextos.

5-Formularios

No hay mejor estudio que escuchar en clase, pero ¿sientes que tus alumnos se dispersan con facilidad? Haz pequeños descansos y aprovecha ese tiempo para comprobar, mediante el uso de formularios o cuestionarios, que están asimilando el contenido que acabáis de ver en clase.


Newsletter

Inscríbete en nuestra newsletter para enterarte de todas las novedades

Comentarios

  1. muy bueno su aporte, ahora solo falta integrar esa actividad a un proyecto de aula o transversal… y que sea productivo… y hemos sabido aplicas las tics en la educación de forma integra… Gracias.

  2. Llevo 5 años utilizando el smartphone como una herramienta de trabajo en el aula, me permite trabajar por niveles y atender a la diversidad del alumnado. Sé que su uso genera cierta controversia entre los docentes, pero creo firmemente que el futuro de la educación pasa por atender la individualidad de cada alumno, todos somos iguales pero no necesitamos lo mismo

    • Muchas gracias por tu comentario, Víctor. Nos parece muy interesante lo que cuentas. Nos gustaría saber más. ¿Cómo usas el móvil en el aula?

      • De una manera muy esquemática el funcionamiento del aula es tal como sigue:
        Monto una red wifi con un router y mi pc como servidor
        Los alumnos se conectan a mi servidor con su smartphone que como es el suyo siempre funciona y comienzan a trabajar.
        Las actividades tienen varios niveles de dificultad
        Hay tres niveles: plan A, plan B y plan C

        El plan A es el nivel medio, los alumnos trabajan en grupos de dos, se intenta que sean heterogéneos y con parecida capacidad, se explica un contenido, se realizan varios ejemplos y después cada grupo se conecta al servidor y empieza a resolver los diferentes ejercicios, cada grupo hace una actividad diferente, para pasar de una a otra tienen que escribir la solución, si es la correcta el programa les deja pasar a la siguiente actividad, sino vuelven a la misma.

        Tienen un tiempo y en función del número de actividades resueltas tienen una nota durante esa sesión, se suma el conjunto de notas de un trimestre y se establece una clasificación de los diferentes grupos según su posición en la tabla pueden sumar un máximo de dos puntos en su nota final, en este caso se pretende que todos los grupos vayan a un ritmo parecido aunque para el próximo curso se tiene como objetivo que cada grupo vaya a su ritmo como ocurre en el plan B

        El plan B es para aquellos alumnos que no pueden seguir el plan A, su nivel de dificultad es menor, el alumno trabaja de forma individual, se conecta al servidor donde tiene las explicaciones en forma de videos de elaboración propia y actividades que al igual que en el plan A para pasar de una a otra hay que escribir la solución correcta. Cada alumno va a su ritmo, no se examinan todos el mismo dia y de los mismos contenidos, tampoco trabajan los mismos contenidos, depende de la situación de cada uno

        El plan C es para aquellos que tienen un nivel superior al plan A, hasta ahora no he tenido ningun caso.

        En todos los casos cada alumno copia cada actividad en su cuaderno junto con el desarrollo de su solución.

        La actividad del profesor es ir grupo a grupo resolviendo dudas.

        Las actividades son archivos en html que se adaptan a la pantalla del smartphone, los videos son en formato webm que reproducen todos los moviles y como alternativa 3gp que tiene muy poca resolución y que este curso he abandonado.

        También se pueden producir contenidos en pdf y transformarlos a jpg para que se puedan descargar, en el caso de los pdf el tamaño A6 de la hoja es el que produce mejores resultados de visibilidad.

        Caso de alumnos sin smartphone, en este caso hay dos soluciones:
        A) Tengo en mi casa varios smartphones,9 porque al cambiar de compañía te dan un tlf nuevo y si tienen navegador se pueden utilizar
        B) Proyecto en la pantalla del aula, con el proyector, la actividad a realizar, como es un archivo html que se adapta a la pantalla, puedo minimizarlo a un cuarto de la pantalla total y tener los 3/4 de pantalla restantes para proyectar otras cosas.

        Repito este es un resumen muy esquemático de como trabajo

  3. Hola Víctor. Nos ha encantado como aprovechas el potencial de los smartphones para personalizar la educación de tus alumnos. ¿Estarías interesado en escribir un post en el que puedas explicar con más detalle qué se puede conseguir utilizando el el móvil como herramienta dentro del aula? Esperamos tu respuesta!

    • Todas las personas son iguales pero no todas necesitan las mismas cosas.
      Esta ha sido y es la norma que he seguido siempre, en estos ya 23 años de docencia. Siempre he huido de impartir clase para el/la alumno/a medio. Hay que ser serio y reconocer que hace 20 años intentar salir de ese propósito era algo imposible, no había medios para poder atender a la individualidad de las personas que forman un grupo-clase con su problemática y su dinámica interna.
      Durante todos esos años tuve que resignarme a perder alumnos durante un curso, esos alumnos que al final del curso no superaban la materia que sabías que necesitaban una atención especial, una adecuación de los objetivos a su capacidad o madurez intelectual, pero a los que no podías llegar porque tu eres uno y ellos son muchos. Este es un tema al que dediqué mucho tiempo.

      Con el paso de los años y el avance de las TIC se abrió una posibilidad, el uso de ordenadores y Internet, pero surgieron varios problemas que al final, bajo mi punto de vista, hacen que esta opción no sea posible:
      -Internet no siempre funciona
      -Los ordenadores no siempre funcionan y como no son de nadie, los alumnos no hacen uso adecuado de ellos, se generan desperfectos, etc
      – Cuando se conectan a la red no puedes regular, controlar por donde navegan.

      Todos estos problemas se solucionan con la aparición de los smartphones que son ordenadores de mano, como en su tiempo las PDAs.

      Teniendo en cuenta todo lo anterior surge el proyecto del uso de dispositivos móviles. Su diseño trata de resolver los problemas detectados:
      -Como se conectan a un servidor que está en tu ordenador y este no tiene salida a la red, sabes por donde navegan
      -Como utilizan sus móviles, estos siempre funcionan y nunca se estropean
      -La red WiFi siempre funciona porque tu llevas tu propio router que es el que genera la red

      El uso de estos dispositivos produce que hay que adecuar a sus características el proceso educativo, me explico:
      -Su pantalla es limitada, hay que generar unos contenidos que se adapten a cualquier pantalla
      -No reproducen algunos tipos de archivos como flash, avi, etc
      -No se puede instalar ninguna app en ellos porque el/la alumno/a no quiere que “manipules” su móvil que es algo personal e intransferible

      Todo esto implica que todo aquello que tu generas para interaccionar con el alumnado tiene que ser desde el servidor de tu ordenador, por ello tienes que utilizar el lenguaje html, ¡que bendición es el html5!, y un sin fin de adaptaciones que salen fuera de la extensión de este artículo y que por si mismos ocuparían un par de artículos más.

      Yo soy una persona de una generación que no conoció los ordenadores hasta una edad bastante avanzada, con 30 años estrené mi primer ordenador, no estudié un lenguaje de programación, soy autodidacta, quiero decir que he implementado soluciones a los problemas que me fueron surgiendo, soluciones que para mi fueron un gran salto adelante pero que para una persona con conocimientos de informática le pueden parecer triviales.

      Alguien puede proponer como solución las actividades digitales que presentan algunas editoriales, cada vez más, y que tienen un diseño esmerado y muy pulcro, no dudo de que son excepcionales y que son en no van plus en este tema, pero me niego a ser un “pulsateclas” porque por muy bien que estén diseñadas, que lo están, no se adaptan a mi manera de impartir la materia y tienen como añadido que no siempre se puede acceder a ellas desde un smartphone
      Durante todo este proceso, durante cada curso, se fueron modificando las actividades, adaptándose a las capacidades del alumnado, teniendo siempre como objetivo la individualización y personalización del proceso educativo, vuelvo a la frase con la que comienza este artículo, pero hoy después de 5 cursos, estas son mis conclusiones:

      -Con este sistema se consigue atender la individualidad de cada alumno, diseñas actividades adaptadas a los intereses y necesidades de esa persona, actividades que puedes ir modificando pues no dejan de ser un archivo html.

      -El alumnado es el que construye su conocimiento, cada persona va a su ritmo, siguiendo las pautas que tu has diseñado, no todas las personas tienen la misma madurez intelectual al mismo tiempo.

      -El alumnado deja de ser un agente pasivo que absorbe tus conocimientos, si es que está en cuerpo y alma en el aula porque a veces está en cuerpo pero no en alma con lo cual se convierte en un ente inanimado que simplemente calienta una silla. El alumno es un agente activo que sabe lo que tiene que hacer y lo que se espera de él, porque tú sabes exactamente cuantas actividades ha realizado y como va

      -El profesor pasa de ser un actor principal en el aula, todo pasa por el, a convertirse en un agente más que va de grupo en grupo resolviendo, contestando, animando, proponiendo, dinamizando, etc el proceso, esto implica que se pasa de un proceso donde tu tienes el absoluto control, a otro donde estas abierto a cualquier acontecimiento (dudas imprevistas, actividades que no se saben hacer, etc). Es más como cada grupo va a su ritmo tienes que estar preparado para cualquier cuestión de los diferentes temas que en ese momento se están trabajando.
      Para hacernos una idea, si alguien en un momento determinado abriese la puerta del aula, tendría dificultades para saber donde se encuentra el profesor porque lo más probable es que esté al lado de un grupo, resolviendo una cuestión y no al lado del encerado, en su tarima o sentado en su mesa.
      El encerado, la mesa del profesor, la tarima dejan de ser el centro de la clase, son superfluos salvo en contadas ocasiones que haya que tratar un tema que sea común a todo el grupo.
      Uno de los problemas más importantes y a la vez más difíciles que he tenido y que todos los cursos tengo que hacer es detectar aquellos alumnos a los que hay que adaptar los objetivos, porque me niego a jugar a ser Dios y saber con exactitud cuando una persona no puede alcanzar los objetivos propuestos y proponerle otras actividades. Este es un tema que todos los años me planteo y que voy modificando porque cuanto primero se detecte a ese alumno más fácil es corregir ese desfase e intentar llevarlo a conseguir los objetivos propuestos.

      Sé que el uso de dispositivos móviles genera cierta ansiedad y desasosiego, yo siempre he dicho que este sistema no surgió de un día para otro que es un proceso que empezó hace 5 años y que cada año fue progresando, dando pequeños pasos, que muchas veces diseñé actividades y procesos que tuve que abandonar (un chat en el aula, resolución de actividades directamente en el móvil y su envío al servidor para su posterior corrección, instalación de la Wikipedia en el servidor, etc).

      Al profesor/a que se decide siempre le comento lo mismo, empieza dando pequeños pasos donde tengas siempre el control y sepas solucionar los problemas técnicos que puedan surgir, uno no aprende a nadar lanzándose el primer día directamente a la piscina porque se ahoga y no lo hace más

      Sé que alguien comentará que el alumnado puede estar simulando y haciendo otras cosas con el móvil, sí eso puede ser cierto, aunque yo me recorra el aula todos los días un millón de veces, no puedo asegurar que todos, absolutamente todos mis alumnos están trabajando, pero también señalo que en la clase tradicional y lo sabemos porque lo vivimos, algunos alumnos se envían notas, juegan a lo barcos y se distraen con las moscas, luego es un riesgo que hay que corregir

      Todo este proceso se lleva en su integridad en 4ºESO en 3ºESO la clase tradicional tiene un peso mayor y el uso del teléfono móvil como ordenador de mano está más regulado y más limitado, en 2ªESO no lo he aplicado porque el alumnado no tiene todavía una madurez personal donde puedan trabajar por si mismos, en 1ºBachillerato nunca lo he aplicado pues llevo más de 6 años sin trabajar en ese nivel y en 2ºBachillerato se utiliza el móvil pero de otra manera, porque este es un curso especial, con unas características especiales.

      Los resultados han sido satisfactorios, no se me ha “perdido” otro alumno más, no supera la materia aquella persona que tiene un alto índice de absentismo, no quiere realizar los exámenes, no quiere entregar su cuaderno, y seamos sinceros, simplemente no quiere trabajar, pero este último caso nunca se ha producido porque siempre se puede buscar un interés, una necesidad, un punto de apoyo desde el que avanzar, la empatía, un entorno amigable, una charla desenfadada, este año simplemente fue una reunión en la que el alumno se quedó impresionado cuando mirándole a los ojos le dije:
      -Yo confío en ti y sé que puedes sacar esto porque sé que tienes la capacidad suficiente para ello.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *