Cinco claves para que un proyecto público digital funcione

Cinco claves para que un proyecto público digital funcione

Por Gonzalo Baranda, CEO de BlinkLearning En los últimos años hemos visto cómo se han puesto en marcha diferentes proyectos públicos orientados a implantar la tecnología en la Educación. La finalidad de estas iniciativas ha estado centrada en aprovechar las ventajas que la tecnología ofrece, como la de agilizar la comunicación entre docentes, alumnos y […]

Por Gonzalo Baranda, CEO de BlinkLearning

En los últimos años hemos visto cómo se han puesto en marcha diferentes proyectos públicos orientados a implantar la tecnología en la Educación. La finalidad de estas iniciativas ha estado centrada en aprovechar las ventajas que la tecnología ofrece, como la de agilizar la comunicación entre docentes, alumnos y padres o la posibilidad de ofrecer una Educación más personalizada.

La experiencia que nos ha dado el participar en iniciativas públicas, además de interactuar con editoriales, empresas, docentes y demás involucrados en este tipo de iniciativas, nos ha llevado a reflexionar sobre los ingredientes que consideramos importantes para que un proyecto digital tenga un resultado positivo:

  1. Formación al profesorado: La experiencia nos dice que un proyecto digital es difícil que funcione si no se ofrece a los profesores apoyo en la comprensión de las herramientas y asesoramiento continuo, no solo en cómo aprender a manejarlas, también en nuevas metodologías educativas en las que la tecnología es una herramienta clave.
  2. Contenidos digitales de calidad y plataforma multieditorial: Con libertad para que los profesores puedan escoger entre una amplia oferta de contenidos.
  3. Plataforma multidispositivo y offline: Capaz de adaptarse a la tendencia creciente en la que cada alumno lleva su propio dispositivo pudiendo ser de diferente sistema operativo. Al mismo tiempo capaz de funcionar sin conectividad, para que la falta de internet en centros o aulas determinadas no sea una barrera para el aprendizaje.
  4. Hardware que permita el acceso al contenido: Equipos de calidad que permitan sacar el máximo provecho a los recursos digitales.
  5. Implantación progresiva: Es muy difícil imponer un proyecto digital de forma disruptiva. Hay que dar tiempo a los docentes para que vayan incorporando la tecnología a las aulas, adaptando su uso a la realidad de los alumnos.

eScholarium, un modelo de referencia en Extremadura

No es necesario ir fuera de España para encontrar un ejemplo de un proyecto digital cuya implantación este siendo positiva.

En Extremadura, la iniciativa eScholarium, impulsada por la Consejería de Educación de la Junta lleva desde el 2013 y de forma progresiva integrando las tecnologías en las aulas de la Comunidad. El proyecto que empezó con 44 centros pilotos en 2013, ha alcanzado ya los 111 y pretende llegar hasta los 900 centros y 530.000 usuarios en el año 2017. Conviene echar un vistazo a este modelo de implantación tecnológica.

 

Newsletter

Inscríbete en nuestra newsletter para enterarte de todas las novedades

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *